23 de julio de 2019
ÚLTIMAS NOTICIAS:
 776x221
Vídeos

"Ad Infinitum": La Bienal de La Habana tiene rostro de mujer

BIENAL LA HABANA

La Habana, 15 abr (EFE).- Vulnerabilidad y resistencia, desarraigo y maternidad, mutilación y sanación, desmemoria y humanidad son algunas de las dualidades que con mirada de mujer artista se hilvanan en "Ad Infinitum", la única apuesta íntegramente femenina dentro de la XIII Bienal de La Habana.

La obra de trece mujeres de ocho países -Cuba, España, Irán, Guatemala, Canadá, Perú, Serbia y Albania-, que puede verse hasta el 12 de mayo en el centro Arsenal Habana, parte del trauma y la reparación hasta llegar a la esperanza y el futuro, encarnados en las pequeñas esculturas de una niña de seis años.

"La Bienal siempre tiene proyectos específicos, pero no es muy abundante tener proyectos específicos de mujeres, que además vienen de otras latitudes con experiencias de vida diferentes", señaló a Efe la curadora de la muestra, Magda González-Mora, sobre esta iniciativa "compasiva y necesaria".

Se trata de una reflexión que busca, además, que "la audiencia cubana entendiera la necesidad de estar unidos", pues las mujeres en Cuba son "independientes, fuertes" pero no tienen "esa conciencia solidaria de actuar como grupo".

El trabajo de la serbia Vessna Perunovich abre con potencia las propuestas de "Ad Infinitum" para sacudir conciencias con "Código Inverso", un trabajo sobre grandes lienzos y otras superficies en el que la artista usa códigos como el braille para denunciar la vulneración constante de los derechos humanos en el mundo y la pérdida de la comunicación táctil, devorada por las tecnologías.

También apela a emociones universales como el desamparo, la memoria y la maternidad la cubana Claribel Calderius, con "Los niños de la patria", collages y montajes fotográficos en los que ha bordado a mano los rostros de los invisibilizados niños de orfanatos de La Habana.

"Inicié este proyecto llevándole arte a estos niños para emocionalmente guiarles a otro campo que no fuera la agresividad. Fue muy complicado porque en teoría estos niños no existen, a estos espacios no quieren darles visibilidad, y me di cuenta de que ellos necesitaban memoria, no tenían memoria", relató Calderius a Efe.

La artista comenzó a hacerles álbumes de fotos "para que tuvieran recuerdos de su infancia" y a partir de ahí arrancó este proyecto, que emplea el bordado con hilos de algodón buscando "darles un gesto maternal a estos niños", muchos de ellos hijos de madres reclusas, con problemas mentales, o abandonados.

En otra sala, los orgánicos lienzos de Sandra Pérez se conjugan con los bordados y con bastidores de costura para investigar la mente análoga, las memorias y las proyecciones.

Pérez es además la directora de Arsenal, la sede de esta exposición, un centro de arte en plena populosa Habana Vieja que busca "trabajar con la comunidad", en "un barrio donde no hay muchas galerías ni instituciones culturales de las artes visuales".

Es en estas salas donde se concatenan ahora proyectos en femenino sin miedo a enfrentar el trauma, como las instalaciones de la iraní Shabnam K. Ghazi sobre el recuerdo de su infancia en Teherán, o la dura vídeo-instalación de la guatemalteca Regina José Galindo, "La verdad", en la que lee testimonios de supervivientes del conflicto en su país mientras un dentista le anestesia la boca.

También los dibujos hechos con cabellos por la cubana Glenda León en "Todo está en tu cabeza" para representar las obsesiones y paranoias que rigen las relaciones humanas, o, con un tono más juguetón, el baño "intervenido" por la española Coco Guzmán con el título "Genderpoo" para reflexionar sobre los prejuicios que enfrentan quienes se salen de la norma establecida.

La exposición la completan la canadiense Sandra Brewster, la albanesa Anila Rubiku, la peruana Sonia Cunliffe, la cubana Magdalena Campos y la pareja cubano-española Idania del Río y Leire Fernández, "Clandestina".

Y como remate, las esculturas en barro de la niña Olivia Castillo, que aportan "la imaginación, belleza y poesía de alguien que funciona en la exposición como un reparador de sueños, como alguien que me va a regalar un futuro recuperado", subrayó la curadora de la muestra.

"Yo me emocioné muchísimo con este proyecto porque Cuba es maravilloso, la audiencia de Cuba es especial y porque las artistas son lo mejor del mundo", concluyó González-Mora.

Lorena Cantó

Ampliar texto
  • Ningún comentario presente
500 caracteres disponibles
Para evitar spam, por favor resuelva este simple problema matematico e ingrese el resultado (pinche en la imagen para recargarla).

Normas de comentarios
www.elexpresso.com no se hace responsable de las ideas expresadas por los autores de los comentarios y se reserva el derecho a eliminar aquellos contenidos que:
  • resulten ofensivos y/o discriminatorios
  • que tengan como fin promover el boicot contra personas, productos empresas o instituciones
  • que atenten contra el derecho a la intimidad, al honor y/o a la propia imagen o nombre
  • aquellos que busquen fines comerciales y/o publicitarios
Más vídeos