09 de abril de 2020
ÚLTIMAS NOTICIAS:
 776x221
Vídeos

Las protestas bajan de intensidad en un Viña del Mar cercado por miles de agentes

CHILE PROTESTAS

Viña del Mar (Chile), 24 feb (EFE).- Los comercios de Viña del Mar cerraron este lunes tres horas antes de lo habitual, luego de una noche de violencia que obligó a las autoridades a redoblar el dispositivo policial para contener las protestas en contra del festival de música que se celebra estos días en la ciudad balneario.

Pese a la multitud de convocatorias que circularon por las redes sociales, las protestas bajaron de intensidad con respecto al domingo, cuando se dieron duros enfrentamientos entre agentes y manifestantes y encapuchados atacaron el emblemático Hotel O'Higgins, montaron barricadas y saquearon varios negocios.

"Son ellos (los policías) los que vienen a violentarnos, a provocarnos. Ustedes lo han visto, estábamos tranquilamente y han llegado con motos y disparando bombas lacrimógenas. Ya no nos dejan ni estar en las plazas", dijo a Efe Felipe Gutiérrez, un ingeniero de 24 años en Plaza Vergara, en el centro de la ciudad, a pocos metros del recinto donde se celebra el certamen musical.

"EN VIÑA HAY GENTE SIN AGUA POTABLE"

Bajo el lema "Calles con sangre, Viña sin festival", cientos de personas volvieron a concentrarse para protestar contra un festival que creen que debería haberse cancelado por la grave crisis que vive el país, con una treintena de muertos y miles de heridos desde octubre, además de acusaciones contra las fuerzas de seguridad por violaciones a los derechos humanos.

"Viña es una de las ciudades con más campamentos (viviendas informales) de Chile, con gente en vulnerabilidad, que no tiene acceso a los servicios básicos, que no tiene agua potable. Es un insulto gastarse tanto dinero en un festival", denunció a Efe la treinteañera Fernanda Varas.

El cuerpo policial de Carabineros, que desplazó más brigadas desde la capital, dispersó las concentraciones con gran cantidad de gases lacrimógenos pese a que estas eran en su mayoría pacíficas.

"Carabineros (Policía chilena) ha controlado a grupos violentos y a la hora no se han producido desmanes como ayer. Confiamos en que seguirá así", celebró en su cuenta de Twitter Jorge Martínez, intendente (gobernador) de Valparaíso, la región donde se ubica Viña.

Aún no se conoce el balance oficial de este lunes, pero Efe fue testigo de al menos cuatro detenciones en Plaza Vergara. La noche del domingo dejó 24 personas arrestadas, 29 agentes policiales heridos, nueve tiendas saqueadas y una decena de autos incendiados, según datos del Ministerio del Interior.

"No me gusta la violencia y no he lanzado ni lanzaré una piedra en mi vida, no me gusta país así, pero han sido muchos años de abusos y de desigualdad. Además, ¿qué sociedad ha logrado cambios sin un mínimo grado de violencia", se preguntó por su parte Federico Rojas, un profesor retirado.

CIERRA EL EMBLEMÁTICO HOTEL O'HIGGINS

Uno de los peor parados en este festival ha sido el simbólico Hotel O'Higgins, hospedaje oficial de los artistas invitados hasta 2006. Tras ser atacado el domingo por un grupo de encapuchados y con el lobby completamente destrozado, el establecimiento anunció este lunes que echa el cierre indefinidamente.

Los trabajadores se afanaban desde bien temprano en retirar los cristales rotos y recoger las piedras que lanzaron los atacantes. Los huéspedes, entre los que se encontraban periodistas, artistas y trabajadores del festival, tuvieron que ser evacuados unas horas hasta que se tranquilizó la situación.

"Frente a los hechos acontecidos ayer que causaron graves daños a la propiedad municipal y privada, poniendo en riesgo la vida y la integridad de nuestro personal y nuestros clientes, nos hemos visto obligados a suspender indefinidamente el funcionamiento del hotel", indicó la gerencia en un comunicado.

"No tenemos ninguna seguridad (de que) no vuelvan a ocurrir", agregaron.

PIÑERA PIDE CONDENAR VIOLENCIA

El presidente del país, el conservador Sebastián Piñera, retomó este lunes su agenda tras unos días de descanso estival y pidió a todos los sectores de la sociedad y la política condenar cualquier acto de violencia, unas declaraciones que sentaron mal en la oposición de centro-izquierda.

"Llegó el tiempo de un gran acuerdo por la democracia, contra la violencia y por la paz. Este acuerdo tiene que incluir no solo condenar la violencia, no solo defender la democracia y el Estado de Derecho, sino también condenar a quienes no condenan la violencia", apuntó el mandatario, que tiene la popularidad más baja en la historia reciente del país.

Ampliar texto
  • Ningún comentario presente
500 caracteres disponibles
Para evitar spam, por favor resuelva este simple problema matematico e ingrese el resultado (pinche en la imagen para recargarla).

Normas de comentarios
www.elexpresso.com no se hace responsable de las ideas expresadas por los autores de los comentarios y se reserva el derecho a eliminar aquellos contenidos que:
  • resulten ofensivos y/o discriminatorios
  • que tengan como fin promover el boicot contra personas, productos empresas o instituciones
  • que atenten contra el derecho a la intimidad, al honor y/o a la propia imagen o nombre
  • aquellos que busquen fines comerciales y/o publicitarios
Más vídeos