04 de diciembre de 2020
ÚLTIMAS NOTICIAS:
 776x221
Vídeos

Pena de prisión para los acusados del ataque a un centro comercial de Nairobi

YIHADISTAS KENIA

Nairobi, 30 oct (EFE).- Un tribunal condenó hoy a una pena conjunta de 51 años de cárcel a dos hombres acusados de ayudar al grupo yihadista somalí Al Shabab en 2013 en el ataque contra el centro comercial Westgate de Nairobi, que causó 71 muertos, según se informó oficialmente en su momento.

Mohammed Abdi y Hussein Hassan Mustafa, de origen somalí, fueron sentenciados a 33 y 18 años de prisión, respectivamente, en el Tribunal Superior de la capital keniana.

Sin embargo, el juez Francis Andayi precisó que los siete años que ambos han estado bajo custodia se deducirán de sus sentencias.

El pasado 7 de octubre, Abdi y Mustafa, detenidos desde octubre de 2013, fueron declarados culpables de conspirar para cometer "actos terroristas", mientras un tercer sospechoso, el somalí Liban Omar, hermano de uno de los atacantes, fue absuelto por falta de pruebas, si bien fue secuestrado un día después.

Según cifras oficiales, 61 civiles, seis soldados kenianos y cuatro terroristas murieron durante la toma del centro comercial en septiembre de 2013, aunque el Gobierno nunca publicó pruebas forenses que demostraran la muerte de los cuatro asaltantes.

Los fiscales pasaron más de cinco años reuniendo pruebas contra los acusados, en parte porque más de 145 testigos ofrecieron su testimonio durante el juicio.

El tribunal absolvió en enero de 2019 a otro de los sospechosos del ataque, Adnan Ibrahim, y mantuvo detenidos a los otros tres, todos acusados de haber facilitado alojamiento a los autores materiales en los días previos al asalto; cargos que ellos niegan.

El grupo yihadista somalí Al Shabab se responsabilizó del asalto al centro comercial, que duró del 21 al 24 de septiembre, paralizó el país y acaparó una enorme atención internacional.

En su momento, se culpó a la rivalidad entre la Policía y el Ejército como factor que entorpeció la respuesta de las fuerzas de seguridad al ataque y prolongó el asedio.

Desde octubre de 2011, cuando el Ejército de Kenia entró en Somalia como respuesta a una oleada de secuestros supuestamente obra de Al Shabab en el vecino territorio keniano, los radicales islámicos amenazaron con represalias.

La ocupación del centro comercial, entonces uno de los más lujosos de la capital keniana, es, tras el atentado contra la Universidad de Garissa, donde murieron 147 personas en 2015, la peor acción terrorista que ha sufrido Kenia desde el ataque de 1998 contra la Embajada de EEUU en Nairobi, que causó más de 200 muertos.

Al Shabab, que se afilió a Al Qaeda en 2012, controla parte del territorio en el centro y el sur de Somalia y aspira a instaurar en el país un Estado islámico de corte wahabí (ultraconservador).

El grupo yihadista no sólo perpetra atentados en Somalia, sino también en países vecinos, especialmente Kenia.

Somalia vive en un estado de conflicto y caos desde 1991, cuando fue derrocado el dictador Mohamed Siad Barré, lo que dejó al país sin Gobierno efectivo y en manos de milicias islamistas y señores de la guerra.

Ampliar texto
  • Ningún comentario presente
500 caracteres disponibles
Para evitar spam, por favor resuelva este simple problema matematico e ingrese el resultado (pinche en la imagen para recargarla).

Normas de comentarios
www.elexpresso.com no se hace responsable de las ideas expresadas por los autores de los comentarios y se reserva el derecho a eliminar aquellos contenidos que:
  • resulten ofensivos y/o discriminatorios
  • que tengan como fin promover el boicot contra personas, productos empresas o instituciones
  • que atenten contra el derecho a la intimidad, al honor y/o a la propia imagen o nombre
  • aquellos que busquen fines comerciales y/o publicitarios
Más vídeos