28 de febrero de 2021
ÚLTIMAS NOTICIAS:
 776x221
Vídeos

Dimite el gobierno de Rutte a dos meses de las elecciones y en plena pandemia

PAÍSES BAJOS GOBIERNO

La Haya, 15 ene (EFE).- A tan solo dos meses de las elecciones en las que el primer ministro Mark Rutte buscará la reelección, el Gobierno de Países Bajos dimitió en bloque este viernes acechado por un escándalo de ayudas sociales a unas 26.000 familias con hijos, que fueron acusadas de fraude, sin fundamento, lo que las dejó en la ruina en muchos casos.

Esta es la segunda vez que Rutte se ve obligado a presentar su dimisión como jefe de un gobierno. En 2012, tras perder el apoyo de la ultraderecha para sacar adelante sus medidas de austeridad, renunció al cargo para volver a convocar elecciones en las que salió ganador y logró formar una coalición con los socialdemócratas, a los que también salpicó esta polémica al haber estado en el gobierno que dirigía el país hasta 2017, en pleno escándalo.

Pero el político liberal confirmó que continuará al frente de su partido como cabeza de listas para las elecciones del 17 de marzo y buscará su cuarta reelección, tal y como auguran también las encuestas, que de momento le dan incluso más escaños de los que tiene ahora.

Aún no está claro cómo afectará la dimisión a su imagen como jefe de gobierno, aunque este paso se entiende como simbólico por el poco tiempo que quedaba de legislatura, y los analistas creen que el próximo Ejecutivo tendrá que gestionar las consecuencias de este escándalo porque el problema de fondo sigue ahí, en la Administración de Impuestos, y faltan casos y datos por sacar a la luz.

DISCRIMINACIÓN EN LAS AYUDAS

La afirmación que más han repetido los ministros salientes para justificar la dimisión es la necesidad de todos de “asumir toda la responsabilidad por la violación de los principios fundamentales del Estado de derecho”, aunque también creen necesario indemnizar lo antes posible a todas las víctimas por el daño causado.

Rutte admitió que se ha “criminalizado a personas inocentes, cuyas vidas fueron destruidas” cuando se acusó a miles de familias de haber defraudado a la Agencia Tributaria, sin argumentos ni fundamentos, y consideró que el informe que resultó de la investigación de un comité parlamentario es “duro, pero justo” para las dimensiones del escándalo.

Al igual que sus ministros, el todavía jefe del gobierno considera que las cosas "se hicieron terriblemente mal” y reconoció que "el Parlamento recibió información incorrecta e incompleta" durante estos años en los que los diputados estuvieron registrando preguntas sobre este escándalo, encontrándose con una falta de transparencia por parte del Ejecutivo.

Añadió que "esto no puede y no debe volver a salir mal" y lamentó que "el Gobierno no haya cumplido con sus propios altos estándares", lo que supone un "fracaso sistémico que no puede quedar sin consecuencias", según concluyeron de forma "completamente unánime" los cuatro partidos de la coalición.

Desde 2014, la Agencia Tributaria envió cartas a las familias con hijos para acusarlas de fraude a las autoridades fiscales y por mucho que justificaban su necesidad de recibir esas ayudas para pagar las guarderías, con documentos que incluían contratos de trabajo y facturas, los subsidios seguían bloqueados.

Más tarde, se demostró que la mayoría de las víctimas tenían orígenes extranjeros, principalmente marroquíes o turcos, que, además de ver bloqueada la subvención, se vieron obligados a devolver decenas de miles de euros en plazos que no superan unas semanas, lo que llevó a muchos a perder su casa y su trabajo para reunir el dinero.

INVESTIGACIONES E INDEMNIZACIONES

El jefe del gobierno anunció que los padres que han sido discriminados tienen derecho a una compensación adicional, que en diciembre había establecido en 30.000 euros, y anunció que establecerá una comisión estatal para que investigue la discriminación y el racismo por parte de las instituciones, y el papel que eso ha jugado en lo ocurrido.

Después de la rueda de prensa en la que anunció su dimisión, Rutte salió de su oficina en bicicleta para dirigirse al Palacio Huis ten Bosch, donde presentó la dimisión del gabinete. De camino a su encuentro con el rey Guillermo Alejandro, tuvo que esquivar, con ayuda de policías montados a caballo, a un grupo de manifestantes que le esperaban a la salida.

El ministro de Finanzas, Wopke Hoesktra, subrayó que “la renuncia del gobierno está justificada y es inevitable para CDA (el partido democristiano al que representa en la coalición y que liderará en las elecciones de marzo) debido al sufrimiento y la injusticia sin precedentes que se ha cometido contra miles de familias” y subrayó el “deber de compensar rápida y totalmente a los padres”.

Por su parte, el ministro de Economía, Eric Wiebes, confirmó que será el único miembro del gobierno que dimite con efecto inmediato y no seguirá en funciones como el resto del gabinete, que se quedará gestionando la pandemia y un país en confinamiento, con toda la actividad no esencial cerrada hasta el 9 de febrero.

“Me siento muy responsable, he estado lidiando con esto durante mucho tiempo y ya no puedo más. He estado pensando mucho en qué podría haber hecho mejor, pero no he podido concluir qué… y eso solo lo hace todo aún más triste”, explicó Wiebes.

La dimisión parecía inminente desde hace varios días entre los cuatro partidos que forman la coalición, pero, según RTL Nieuws, mientras todos los socios apostaban por dimitir, Rutte se resistía a dar el paso y solo las amenazas de los otros partidos a retirarle su apoyo en el Parlamento le hicieron ceder hoy.

Imane Rachidi

Ampliar texto
  • Ningún comentario presente
500 caracteres disponibles
Para evitar spam, por favor resuelva este simple problema matematico e ingrese el resultado (pinche en la imagen para recargarla).

Normas de comentarios
www.elexpresso.com no se hace responsable de las ideas expresadas por los autores de los comentarios y se reserva el derecho a eliminar aquellos contenidos que:
  • resulten ofensivos y/o discriminatorios
  • que tengan como fin promover el boicot contra personas, productos empresas o instituciones
  • que atenten contra el derecho a la intimidad, al honor y/o a la propia imagen o nombre
  • aquellos que busquen fines comerciales y/o publicitarios
Más vídeos