22 de abril de 2021
ÚLTIMAS NOTICIAS:
 776x221
Vídeos

El terrateniente del metaverso que se convirtió en pionero de un nuevo arte

EEUU BLOCKCHAIN

Nueva York, 6 mar (EFE).- El español Pablo Rodríguez Fraile cree que en poco tiempo el mundo estará familiarizado con conceptos que suenan a ciencia ficción como DeFi o el metaverso. Esta confianza en la superioridad de la tecnología blockchain se ha visto reforzada tras completar recientemente la primera gran venta de arte digital NFT, capaz de certificar como nunca antes la originalidad de cualquier obra binaria.

"No me gustaría que todo se redujera al sensacionalismo de sola operación o en el dinero. Esto va más allá, es la culminación de años de trabajo de relación con creadores y plataformas para andar un camino poco transitado. En realidad lo que estamos consiguiendo es un cambio de paradigma, de manera de hacer las cosas que va a revolucionar el mundo", explica Rodríguez Fraile, nacido en Miami, pero "de cultura y de todo lo más español posible".

Rodríguez Fraile no quiere que el éxito de una fama adquirida fuera de los círculos de expertos de criptodivisas, donde era sobradamente conocido por la venta del primer NFT millonario (6,6 millones de dólares por un vídeo de 10 segundos del artista Beeple) se le suba a la cabeza y le despiste de una misión mayor de cambiar y modernizar el sistema financiero.

"A diferencias de otros mercados, en el de activos NFT, los nuevos participantes no están solo para ganar dinero. Muchos no lo compran para simplemente especular, sino que quieren tener posesión de un activo digital, que es más importante y tiene más valor que un activo físico", reflexiona.

Los Non-fungible tokens o tokens criptográficos tienen el potencial de cambiar por completo la industria del arte, de la música o del coleccionismo deportivo en la era digital. El arte animado puede certificarse y firmarse, los músicos pueden lanzar ediciones limitadas sin soporte físico y los aficionados al fútbol o el baloncesto pueden ser dueños únicos de un pedazo de historia deportiva.

Los NFT se valen de la tecnología de contratos blockchain para crear una representación de un contenido original que no puede ser plagiada sin perder su certificación de originalidad, lo que abre un nuevo mundo para activos como el arte digital o el coleccionismo de piezas que, por la razón que sea, son consideradas de valor.

Estos activos van de la mano de las criptomonedas, que también se crean con la tecnología de blockchain, pero mientras que las bitcóin u otras divisas digitales no difieren en valor entre ellas, en el caso de los NFT esas diferencias sí ocurren, del mismo modo que sucede con los cromos de fútbol, las fichas de Pokemon o la más tradicional filatelia.

"En el arte físico tradicional siempre ha habido problemas de autentificación. Había que acudir a intermediarios y expertos para certificar. En el caso de los NFT eso no ocurre, hay un historial claro de origen, transacciones y cambios", explica Rodríguez Fraile.

"Como cualquier activo, demostrar que eres el único dueño de un NFT escaso y deseable, de un activo que despierta interés, es mejor que tener un cromo, que no puedes enseñar a todo el mundo, compartir o mostrar a una comunidad de fans", señala.

La casa de subastas Christie's acaba de entrar de lleno en este nuevo mundo del arte y la próxima semana cerrará la subasta de otra obra de Beeple, que puede batir el récord millonario que alcanzó Rodríguez Fraile.

Para este español-americano afincado en Miami, la revolución que representa blockchain, que ha llevado a los bancos centrales a idear proyectos con criptomonedas o a entidades bancarias a cerrar contratos de comercio exterior a un coste y riesgo mucho menor, no ha hecho más que comenzar.

"Es un gran cambio tecnológico y de paradigma muy importante, algo que los intercambios tradicionales no lo permiten. Esto no es el caso de grandes ventas de cuatro locos. Es un cambio en la manera de pensar y trabajar con activos. A largo plazo la sociedad entenderá perfectamente el uso de los NFTs", añade.

En un futuro cercano Rodríguez Fraile pronostica gran revolución gracias a la combinación de elementos como los NFTs con las finanzas descentralizadas o DeFi, que prescinden de la estructura vertical tradicional que va desde los bancos centrales hasta las entidades bancarias y un sistema de pagos que no ha cambiado gran cosas desde el siglo pasado.

"Estamos viviendo un momento similar a lo que llegó con el nacimiento de internet, es imposible saber todas las derivas que pueden surgir", considera este joven inversor y emprendedor, cuya siguiente apuesta es que el metaverso (mundos virtuales basados también en la cadena de registro inalterable de blockchain) se convertirá en un gran mercado inmobiliario.

Rodríguez Fraile, que se confiesa uno de los mayores terratenientes del metaverso de Decentraland, un mundo virtual en el que cada uno puede construir su propio mundo o visitar otros, recomienda que todo el mundo comience a estudiar y familiarizarse con las aplicaciones del blockchain, "porque serán una gran ventaja competitiva" en el nuevo mundo.

En su opinión, en parte la pandemia ha permitido consolidar en el mundo la importancia de los contenidos y los mundos virtuales, al tiempo que revoluciones como la fiebre por las acciones de GameStop, que fueron una gran bofetada del pequeño inversor contra los grandes fondos de Wall Street, demuestran que la gente está lista para iniciar el nuevo capítulo en la guerra contra los sistemas tradicionales basados en la centralización y los grandes actores.

Ampliar texto
  • Ningún comentario presente
500 caracteres disponibles
Para evitar spam, por favor resuelva este simple problema matematico e ingrese el resultado (pinche en la imagen para recargarla).

Normas de comentarios
www.elexpresso.com no se hace responsable de las ideas expresadas por los autores de los comentarios y se reserva el derecho a eliminar aquellos contenidos que:
  • resulten ofensivos y/o discriminatorios
  • que tengan como fin promover el boicot contra personas, productos empresas o instituciones
  • que atenten contra el derecho a la intimidad, al honor y/o a la propia imagen o nombre
  • aquellos que busquen fines comerciales y/o publicitarios
Más vídeos