19 de septiembre de 2019
ÚLTIMAS NOTICIAS:
 776x221

TE CUENTO QUE…

Es impresionante la cantidad de personas que asumen que los profesionales de la conducta humana y salud mental deben llevar una vida perfecta y un excelente manejo de emociones. Como Consejera de Familia se me ha cuestionado por qué lloro y por qué siento coraje. Presumen que mi vida debería estar en perfecto orden y mis emociones controladas.

   Es impresionante la cantidad de personas que asumen que los profesionales de la conducta humana y salud mental deben llevar una vida perfecta y un excelente manejo de emociones. Como Consejera de Familia se me ha cuestionado por qué lloro y por qué siento coraje. Presumen que mi vida debería estar en perfecto orden y mis emociones controladas.

Es impresionante la cantidad de personas que asumen que los profesionales de la conducta humana y salud mental deben llevar una vida perfecta y un excelente manejo de emociones. Como Consejera de Familia se me ha cuestionado por qué lloro y por qué siento coraje. Presumen que mi vida debería estar en perfecto orden y mis emociones controladas.

Por Yolanda Rivera
Libera tus sueños

Es impresionante la cantidad de personas que asumen que los profesionales de la conducta humana y salud mental deben llevar una vida perfecta y un excelente manejo de emociones. Como Consejera de Familia se me ha cuestionado por qué lloro y por qué siento coraje. Presumen que mi vida debería estar en perfecto orden y mis emociones controladas.

En situaciones donde he tenido que lidiar con asuntos difíciles y me ven algo agobiada me comentan: “Tranquila, tú sabes cómo resolverlo, eso es lo tuyo”.

En esos momentos me pregunto si hacen lo mismo cuando ven a un endocrinólogo con diabetes, a un neumólogo fumando o a un médico de control de peso y es obeso. Han sido muchos los grandes administradores que han estudiado en las mejores universidades y han fracasado en sus propios negocios. Nos especializamos en juzgar. Independientemente de lo que sea nuestra profesión y de lo que hayamos estudiado somos seres humanos imperfectos y vulnerables.

Nunca recibimos un manual o mapa de instrucciones para ejecutar todos los roles en la cual la vida nos coloca. Aprendemos en el camino, con las experiencias que nuestra historia nos hace vivir. Hacemos lo mejor que podemos basado en nuestras herramientas y la capacidad de resiliencia que tengamos. La educación nos dirige, nos hace crecer y nos capacita para muchos asuntos, pero jamás nos hará perfectos.

Soy Consejera de Familia, Mediadora y Tanatóloga. Recibo constantemente situaciones difíciles de personas que piden mi ayuda profesional. Además, están aquellos que se cruzan en mi camino que igualmente los escucho y en la medida de lo posible los ayudo. Adicional le tengo que sumar mis propias situaciones y sentimientos.

Recientemente me sentí cansada y agotada. Mis pensamientos me pedían un descanso, un cambio de lugar. Me imaginaba viajando a algún lugar y llegando a un hotel de cuartos hermosos, con gran vista, cama grande y sabanas suaves. Pero, sobre todo, muchas almohadas. De repente, el domingo pasado a las 5:00 p.m., recibo una llamada de FEMA (soy reservista hace nueve meses pero nunca me habían activado) indicándome que debía reportarme a Atlanta (Georgia) al día siguiente. Me necesitaban por las condiciones creadas por el huracán Dorian. Desde ese momento comenzó mi carrera. El vuelo salía a las 7:00 a.m. del lunes y yo debía estar a las 4:00 a.m. en el aeropuerto. Esto significaba que debía salir de mi casa a las 3:30 a.m. Obviamente no dormí nada preparando todo lo que requería el viaje de emergencia. A las 4:00 a.m. ya estaba en el aeropuerto sentada frente al “gate” esperando mi vuelo.

De repente me percaté de una joven que mostraba signos de falta de respiración y de ansiedad. Sufría un ataque de pánico. Apliqué los primeros auxilios en salud mental y se llamó a servicio de emergencia del aeropuerto y asegurarnos que podía tomar su vuelo (el mismo mío). La pudimos ayudar y la autorizaron tomar el vuelo. Ella solicitó que hicieran cambios de asientos para yo poder estar a su lado. La línea aérea se comportó con mucha empatía y accedió a su pedido. Cuando tomé mi asiento en el avión, reconocí que lo que había estado pidiendo los días anteriores ya era realidad. De repente lo tenía todo frente a mí. Me dirigía a un nuevo lugar y ya estaba con gente diferente.

Cuando llegué al hotel quedé sorprendida. Es exactamente lo que deseaba: una hermosa vista, habitación grande con sala, cocina y balcón. Una cama inmensa con sábanas bien suaves.  Y, sobre todo, lo más que me gusta: muchas almohadas.  Me tiré en la cama y mirando hacia el techo expresé: “Gracias Señor, solo tú conoces mi corazón, y solo tú podías escucharme.”  Los invito a soñar, a pedir lo que sus sentimientos expresan, a estar dispuestos a esperar y no descansar hasta ver lo que sueñas.  Estoy aquí feliz, lista para ayudar.

  • Ningún comentario presente
500 caracteres disponibles
Para evitar spam, por favor resuelva este simple problema matematico e ingrese el resultado (pinche en la imagen para recargarla).

Normas de comentarios
www.elexpresso.com no se hace responsable de las ideas expresadas por los autores de los comentarios y se reserva el derecho a eliminar aquellos contenidos que:
  • resulten ofensivos y/o discriminatorios
  • que tengan como fin promover el boicot contra personas, productos empresas o instituciones
  • que atenten contra el derecho a la intimidad, al honor y/o a la propia imagen o nombre
  • aquellos que busquen fines comerciales y/o publicitarios
Histórico de noticias
Siete Días

No parece haber orden en Puerto Rico. La crisis no tiene fin y hay desconsuelo, desconfianza y frustración.

DESDE MI GARITA

A lo largo del siglo veinte hubo puertorriqueños, y descendientes de éstos, que hicieron valiosas aportaciones al quehacer político, económico, social y...

TE CUENTO QUE…

En la columna de la semana pasada escribí sobre mi primer viaje como reservista. Fue una experiencia de mucho aprendizaje y de compartir con muchas...

DESDE MI GARITA

Entre los muchos puertorriqueños que han hecho valiosas aportaciones a la educación, el periodismo y la poesía está la figura de don Rafael Rivera Otero.

La Gobernadora tiene la palabra

No creo en las casualidades. Los últimos días de la gobernación de Ricardo Rosselló Nevares son un retrato fiel de su verdadera personalidad, sus creencias,...

TE CUENTO QUE…

Es impresionante la cantidad de personas que asumen que los profesionales de la conducta humana y salud mental deben llevar una vida perfecta y un...

DESDE MI GARITA

El próximo lunes 2 de septiembre se conmemora en toda la nación el Día del Trabajo, en homenaje a las luchas por los derechos y el bienestar de los...

TE CUENTO QUE…

Cuando analizamos la historia podemos concluir que nosotras las mujeres hemos avanzado mucho en nuestra lucha por la igualdad de oportunidades en materia...

Preparados para la emergencia

WASHINGTON — A pesar de la controversia y de la consecuente crisis diplomática que ha suscitado la idea del presidente, Donald Trump, de comprar...