Select Page

Lo salvan de Covid en el Regional de Bayamón

Lo salvan de Covid en el Regional de Bayamón

En noviembre del año pasado, Giovanny Edilberto Morciglio Zaragoza volvía a nacer después de estar 42 días hospitalizado por coronavirus en el Hospital Universitario Ramón Ruiz Arnao, o Regional de Bayamón; 10 días de estos en estado de gravedad.

“Estoy vivo gracias a Dios, y por la mano que me brindaron los médicos y el personal de enfermería del hospital. Si tuviese que decir los nombres, no terminaría, porque a cada uno que mencione le tengo que decir gracias, desde el personal médico, de enfermería, hasta los de mantenimiento; todos se arriesgaban al entrar a los cuartos de los pacientes para poder ayudarlos, sin considerar que podían contagiarse,” expresó el empresario de Bayamón, dueño del Royal Club Convention Center.

“A mí me atendieron más de 36 médicos. Y yo quiero que la gente sepa que no es la estructura física, sino los que están adentro de ese hospital,” recalcó Edilberto al recordar la terrible experiencia de salud.

“La gente habla de un Hospital Regional o Centro Médico y la imagen que tiene es negativa, pero en mi experiencia, puedo decir que en todo momento me trataron como a un rey. Y no es haberlo vivido, es haber recibido la mano de Dios a través de todas esas personas que me ayudaron,” señaló El Gordo, como conocen a Edilberto en su natal Sábana Grande.

Agrega en entrevista con EL EXPRESSO: “Encontrarte al borde de la muerte, y que de repente sientes que te vas, y sentir que alguien te toma de la mano, y tú irte, y yo decir, ‘¡pero suélteme!’, y me están sujetando por ambas manos, y me arranco la máscara de oxígeno, porque me estaba rompiendo el tabique, y boto una pelota de sangre, porque era la sangre la que me estaba asfixiando, pero, en ese momento que yo me suelto de la mano izquierda, la mano derecha se me queda sujetada por alguien, y yo le digo a la enfermera que me suelte, y ella me dice, ‘pero si yo estoy sola contigo’, y cuando miro, quién me está sujetando la mano es mi madre, fallecida hace 26 años, y me dice, ‘tú no te vas, tú te me quedas aquí, tú tienes un propósito en esta vida’”, relata emocionado Edilberto.

“Tengo un agradecimiento muy grande, pues sobreviví gracias a Dios y por las manos dichosas de todo el personal de enfermería y doctores y doctoras del Hospital Regional de Bayamón, y porque no tenía mi sistema inmunológico comprometido, aun así, la condición del Covid son las secuelas. Ahora tengo el pulmón izquierdo afectado y me tengo que estar tratando”, concluyó Edilberto, no sin antes insistir en dar las gracias a las doctoras Cochran, López y Rodríguez, y a todo el personal del Hospital Regional de Bayamón.

About The Author

Edición Digital

El Expresso en tu email

Subscríbete

* indicates required
Email Format

diciembre 2021
D L M X J V S
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

EL TIEMPO

booked.net