Select Page

Descubren heroico pasado militar de abuela boricua

Descubren heroico pasado militar de abuela boricua

LOS ÁNGELES, California —(Agencia EFE)— La celebración de los 100 años de vida de la puertorriqueña Crescencia García, luego de que sufriera un contagio de Covid -19 que la obligó a estar en cuidados intensivos en un hospital, resultó en el descubrimiento de un pasado lleno de orgullo y reconocimiento que su familia desconocía.

                Hace dos años, Tara García, nieta de Crescencia, contactó a David Begnaud, corresponsal nacional del programa «CBS Mornings», para celebrar el centésimo cumpleaños de su abuela, que había superado los estragos del virus.

                Como parte de la celebración el periodista publicó en su cuenta de Twitter varias fotos de Crescencia en su juventud portando uniforme militar. La publicación llamó la atención de Edna Cummings, coronel retirada del Ejército de Estados Unidos, quien se dio a la tarea de descubrir el papel de la abuela en las Fuerzas Armadas.

                La investigación encontró que Crescencia hizo parte de la unidad segregada de mujeres afroamericanas que fueron enviadas al extranjero durante la Segunda Guerra Mundial. Conocidas como las SixTripleEight, más de 855 mujeres sirvieron en esa unidad.

                Crescencia es una de las seis que aún viven. Las SixTripleEight son la única unidad de mujeres militares en recibir una Medalla de Oro del Congreso, según dijo Cummings a CBS.

                Nacida en Puerto Rico el 18 de abril de 1920, Crescencia se mudó a Nueva York, donde se enlistó en las fuerzas militares a la edad de 24 años. “Me pusieron en la sección negra. Eso es Estados Unidos para ti. ¿Ves? Eso es Estados Unidos para uno y es muy triste, muy triste”, dijo Crescencia a CBS.

                Al regresar de la guerra se casó con Esteban García II, un veterano del Ejército con el que tuvo tres hijos. Se dedicó a la costura y a crear patrones en el distrito de la confección de la ciudad de Nueva York. La familia de Crescencia no sabía sobre su pasado militar. Hasta ahora descubrió que su nombre está junto a otros veteranos de la Segunda Guerra Mundial en un monumento en el Fuerte Leavenworth, en Kansas.

                La historia de la puertorriqueña llamó la atención de la primera dama, Jill Biden, quien contactó telefónicamente a Crescencia. En la llamada, registrada por CBS, Biden le expresó su agradecimiento por su servicio y su ejemplo.

                Crescencia goza de buen estado de salud, aunque su memoria a veces le falla. Su nieta Tara aseguró que en la llamada con Biden estuvo lúcida y se sintió celebrada.

About The Author

Edición Digital

El Expresso en tu email

Subscríbete

* indicates required
Email Format

agosto 2022
D L M X J V S
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

EL TIEMPO

booked.net