Select Page

Remedios contra el resfriado

Remedios contra el resfriado

La congestión nasal suele el principal síntoma que acompaña a muchas enfermedades especialmente que ahora entra el periodo de verano con aguaceros esporádicos y la presencia frecuente del polvo del Desierto del Sahara.

El papel de la mucosidad que produce nuestro cuerpo es atrapar las bacterias en nuestras vías respiratorias para que podamos eliminarlas fácilmente cuando nos sonamos la nariz.

Por lo tanto, lo más importante y efectivo que puedes hacer para aliviar el resfriado es eliminar toda esta mucosidad, pero lo más importante es hacerlo de una manera que no dañe la delicada piel de la cara, así como los pequeños vasos sanguíneos de la nariz. Especialmente ahora que el clima cambia constantemente y el aire está plagado de gérmenes, debes conocer estos remedios y consejos que te ayudarán a sobrellevar el resfriado de manera fácil y eficiente.

Bebida de cúrcuma: Se usa para tratar muchos problemas de salud, especialmente problemas respiratorios, incluyendo secreción nasal. Esta bebida de cúrcuma contiene potentes antioxidantes y antiinflamatorios que le otorgan una capacidad antibacteriana, por lo que es una excelente bebida antes de acostarse cuando tienes un buen un resfriado.

Ingredientes: 2 cucharaditas de cúrcuma, 2 tazas de leche, una pizca de pimienta negra, miel al gusto. Preparación y tratamiento: Vierte la leche en la olla y agrega la cúrcuma y la pimienta negra. Lleva la mezcla a ebullición. Una vez que hiervas, baja la llama y deja hervir a fuego lento durante 5 minutos. Apaga la llama y deja que la leche se enfríe hasta que esté tibia. Cuela la leche y agrega miel al gusto. Bebe antes de acostarse y respira.

Enjuague con agua salada: El agua salada ayuda a secar y reducir la mucosidad en las vías respiratorias, lo que facilita su extracción y mantiene nuestras vías respiratorias libres. En lugar de comprar un aerosol de solución salina, puedes preparar uno en casa, que también es de uso para los más pequeños.

Ingredientes: ½ cucharadita de sal, 2 tazas de agua tibia y un cuentagotas o jeringa. Preparación y tratamiento: Mezcla la sal con agua tibia. Usa un cuentagotas o una jeringa para insertar el agua salada directamente en la fosa nasal. Sopla la nariz suavemente para eliminar el agua salada junto con la mucosidad que se has acumulado en tu nariz. Repite en el segundo orificio nasal. Puedes hacer esto 2-3 veces al día, o simplemente cuando te sientas realmente congestionado.

About The Author

Edición Digital

El Expresso en tu email

Subscríbete

* indicates required
Email Format

junio 2023
D L M X J V S
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  

EL TIEMPO

booked.net