Select Page

Caminante, no hay camino

Caminante, no hay camino

Por Edwin García 

BAYAMON — Los peatones residentes del área cercana al complejo deportivo Efraín Calcaño Alicea, en Bayamón, se han estado quejando desde hace años por vehículos de lo que aparenta ser un negocio de plomería que hace esquina en la calle Fresno y Guatemala, de dicho sector.

Según alegan vecinos de la urbanización, hay varios vehículos estacionados sobre la acera que pertenecen a esta residencia o negocio, que llevan años obstaculizando a los peatones, obligándolos a caminar por la carretera, a riesgo de un accidente.

Los vecinos del lugar afirman que han realizado varias querellas a las agencias pertinentes sin obtener respuesta alguna.

Además, se quejan del mal olor producido por los gases de los pesticidas del negocio de fumigación, que es parte de esta compañía. Los querellantes enviaron fotos a EL EXPRESSO de dichos vehículos, y se pudo constatar que efectivamente bloquean la acera, pero, tratando de corroborar la información sobre el tiempo que ellos afirman llevan pasando por este calvario, que presumen es de aproximadamente 10, este periódico pudo comprobar en una foto de Google Maps que data del año 2016, que al menos, uno de los vehículos denunciados permanece en el mismo lugar de las fotos recientes enviadas al periódico este año.

Los vecinos exigen una explicación sobre los permisos otorgados para operar con gases tóxicos en un área residencial. También quieren que les expliquen por qué esos vehículos sin marbetes (según ellos alegan) llevan años sin moverse de donde están.

Además, quieren saber las razones por la cuales las agencias concernientes, con quienes ellos se han querellados, se han hecho de la vista larga y no han respondido a sus reclamos.

De la misma manera que EL EXPRESSO se hace eco del clamor de los vecinos de este sector en Bayamón, las partes implicadas tienen en este periódico la misma oportunidad de ofrecer su versión de los hechos.

Igualmente, se observan múltiples aceras bloqueadas por automóviles en distintas calles de esta ciudad, forzando a los peatones a lanzarse a las calles, muchas veces con elevado tráfico vehicular.

Situaciones similares se observan en Levittown, de Toa Baja, así como en el pueblo de Dorado.

“El problema es que los clientes tienen escasos espacios para estacionarse y vienen obligados a ocupar las aceras para realizar sus gestiones,” admitió resignado un comerciante doradeño.

About The Author

Leave a reply

Edición Digital

El Expresso en tu email

Subscríbete

* indicates required
Email Format

diciembre 2021
D L M X J V S
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

EL TIEMPO

booked.net